Sociedad indisciplinada

Ricardo
Joya

Sociedad indisciplinada

17/11/2020
Facebook Twitter Google +

Parece que el agotamiento provocado por el confinamiento; la tensión por no tener certeza de cuándo acabará; la necesidad de ajustar nuestras rutinas para reducir la probabilidad de contagio; el impacto económico que ha provocado la enfermedad en millones de familias (se estima en casi 20 por ciento la caída de la actividad económica anual para 2002), además de la pérdida de seres queridos, sin tener la posibilidad de “despedirse” de ellos, y la incapacidad para superar las emociones negativas que se han generado al interior de las familias, nos han conducido a relajar –aún más- las medidas de confinamiento, higiene y sana distancia.

Y entonces aquellas expresiones muy mexicanas de:“Lo que tenga que pasar, pasará”, “así tenía que ser”, “cuando te toca, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas”, se hicieron patentes a estas alturas de la pandemia.

Este “fin de semana largo”, por la conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana, sumado al llamado “Buen fin” -que se organiza desde 2011 para incentivar la actividad económica-, hicieron que relajáramos las medidas de prevención y nos lanzamos a las playas del país; visitamos centros comerciales y los espacios públicos, para despresurizarnos de la tensión acumulada en tantos meses de pandemia.

Así, en México ya superamos el millón de contagios y estamos, quizá, a unas horas de superar las 100 mil muertes, que en un principio la Secretaría de Salud federal descartó que pudieran alcanzarse. En buena medida este escenario ha sido por la pésima gestión de la pandemia que hicieron en el “Gobierno de México”; también porque somos una sociedad enferma, con malas prácticas de alimentación y ejercicio; pero -sobre todo- porque somos una sociedad indisciplinada.

Aun cuando es más frecuente saber de compañeros de trabajo, conocidos, amigos e incluso familiares que han perdido la vida por contagiarse de coronavirus, seguimos en la perspectiva popular de: “a morir venimos a esta vida”, y relajamos las medidas de prevención. Lamentablemente, en un par de semanas veremos el incremento de casos… a menos que la autoridad manipule las cifras.

Y habrá que mirar los datos para enero, porque si así ha sido en un fin de semana, ¿qué será en las festividades decembrinas?



CSI Cyberside Soluciones Integrales