¿Acuerdo por la democracia o advertencia? / La Mayoría Silenciosa

Javier
Martinez

¿Acuerdo por la democracia o advertencia? / La Mayoría Silenciosa

24/03/2021
Facebook Twitter Google +

¿Acuerdo por la democracia o advertencia?

**MC y Verde pepenan candidatos de dudosa reputación**

**INE quiere desterrar a Félix Salgado en Guerrero**

La firma del acuerdo por la democracia que firmaron los gobernadores del país y el presidente Andrés Manuel López Obrador, no deja en claro las intenciones de llevar a cabo éste tipo de actos, en primer lugar, porque los gobernadores y el presidente no llevan la mejor de las relaciones políticas, los acuerdos establecidos están plasmados en las leyes, no invitaron al árbitro electoral pero si a los titulares de la Fepade, José Agustín Ortiz Pinchetti y al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero.

A pesar de no llevar una relación cordial con la mayoría de los gobernadores, los mismos se vieron obligados a firmar el pacto, sobre todo el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien tiene encima al aparato de justicia de López Obrador y Javier Corral, quien no está dentro de la Conago, organización que aglutina a casi todos los gobernadores del país.

Para nadie es un secreto que no se lleva tampoco con los integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), el presidente los ve como enemigos, no sólo porque son un árbitro que no está de su lado, sino por la parcialidad con que actuaron en el pasado para perjudicar y evitar su triunfo en anteriores elecciones.

Los que conocen al presidente y su modo autoritario de actuar, saben que la firma del acuerdo fue una advertencia a los gobernadores para no meter las manos en el proceso electoral que se avecina, lo cual se antoja difícil tomando en cuenta que los programas sociales, apoyos económicos y despensas, correrán a raudales. Empezando por Morena, en donde se puede hacer y deshacer con la entrega de programas sociales y la aplicación de la vacuna contra el COVID-19.

La trampa electoral en los partidos políticos es endémica, no hay otra forma de hacer campañas electorales desde que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) inició la práctica de compra del voto, se ha quedado como un método de competencia y así ha seguido por décadas, López Obrador es de origen priista, por esta razón no se puede esperar que actúe de manera diferente.

Los fraudes están penalizados en la ley y ahora la compra del voto es acreedora de cárcel para quien la cometa, por lo tanto, no era necesario firmar un acuerdo para respetar lo que por ley se debe respetar, pero mientras no se tenga un Instituto Electoral independiente y verdaderamente imparcial las trampas electorales seguirán.

Aunado a ello, necesitamos un Tribunal Electoral que tenga el valor suficiente para aplicar los castigos necesarios al partido que sea, que se comporte como poder autónomo capaz de aplicar la ley, sabedor del papel que cumple en el equilibrio de poderes.

Hay que tomar en cuenta que en cada elección se inventan nuevas trampas electorales y como no están estipuladas en la ley, tanto el árbitro electoral como los impartidores de justicia no se han atrevido a castigar, cuando el Poder Judicial debe tomar esa responsabilidad en sus manos, esperemos que pronto asuman su papel concedido en la Constitución y actúen conforme a sus criterios.

En México

La desesperación del Partido Verde y Movimiento Ciudadano por mantener el registro en la elección de junio los llevará a cometer errores como los que ya han cometido en Puebla y en el Estado de México, donde han cachado gente de dudosa reputación o con cuentas por comprobar ante las autoridades correspondientes.

En el estado de Puebla, Movimiento Ciudadano retiró la candidatura para diputado local a José Elías Medel Galindo, por cometer el delito de pedofilia en agravio de su hija, hecho plasmado en sus redes sociales, acto por el cual ha sido detenido. Mientras el Partido Verde anda recogiendo todo lo que caiga del PRI sin importar el pasado ni las cuentas que deban, acto en el que ha incurrido Adolfo Solís, exalcalde de Almoloya de Juárez, que debe resarcir 150 millones de pesos, aún así, el PVEM le ha otorgado la confianza para ser su precandidato a la presidencia municipal y en caso de lograrlo, será su segundo mandato.

Casos como éstos serán muy comunes en los partidos pequeños ante la urgencia de sacar adelante su registro. Éstos son sólo un botón de muestras, esperemos que las autoridades pertinentes revisen todos los casos sin importar el partido al que pertenezcan y eviten que compitan de nuevo, hasta que resuelvan sus pendientes con la justicia.

En Guerrero

La candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero tiene una traba más, el Instituto Nacional Electoral determinó en comisiones que Morena no cumplió con el Informe de Gastos de Precampaña y amaga con quitarle la candidatura, para ello es necesario que el Consejo General vote a favor del dictamen y posteriormente acudan a los tribunales electorales, pero el simple hecho de lograr que pase el tema en el INE, obligará al candidato de Morena a frenar su campaña que a decir de los militantes, va muy bien.

En su defensa, Salgado Macedonio advierte que al no existir precandidatos, no hay gastos de precampaña, pero el INE aduce que Morena sí tuvo gastos de publicidad y propaganda, por tanto, en caso de que el INE determine que hay una violación, seguramente el tema escalará hasta el Tribunal Electoral. Pero si esto no tira a Félix Salgado, seguramente, lejos de perjudicar, la misma autoridad lo estará fortaleciendo de cara a la elección; porque los ciudadanos ya lo empiezan a ver como mártir.



CSI Cyberside Soluciones Integrales