Oscar Glenn Comunicación
Desaparecidos y espantados los candidatos federales de Morena

Desaparecidos y espantados los candidatos federales de Morena

#Opinión de Juan Gabriel González - Experiencia y mañana de priistas contra desorbitados morenistas. - La 4T se enfrenta a sí misma, a sus aliados y a sus contrincantes. - Onésimo Cepeda le vio la cara a Fuerza por México; al final se rajó.

07/04/2021 |   Toluca |   Juan Gabriel González

Algo pasa con los candidatos a diputados federales de Morena en el Estado de México que –dan la impresión- no se han percatado del inicio de las campañas. La guerra formal ha empezado y varios abanderados de la Cuarta Transformación –por no decir la mayoría- todavía no cargan el fusil, no encuentran el uniforme y ni qué decir sobre la estrategia de ataque y defensa… simplemente están desaparecidos, titubeantes y hasta espantados.

Tal vez en el fondo, pero muy en el fondo, la contienda los ha tomado desprevenidos o la realidad los está desnudando por su inexperiencia o falta de capacidad para buscar y convencer al electorado, sin la bonanza de un personaje nacional que los arrastre al triunfo.

Esta será una campaña mucho muy diferente a la del 2018; a sus rivales partidarios debemos sumarle el desgaste natural que implica ser gobierno federal, mayoría en el Congreso de la Unión, en el Congreso mexiquense y en los ayuntamientos del Estado de México… Morena se enfrenta a sí mismo, a sus aliados incómodos (PT y Partido Verde) y a sus contrincantes.

Salvo contadas excepciones como el caso de Xóchitl Zagal en Izcalli; Annel Flores en Huixquilucan y otros garbanzos de a libra en el Valle de México, el resto de los candidatos morenistas está prácticamente dormido, van desfasados y han sido rebasados en estos primeros días de campaña.

Ojo, porque si algo saben hacer perredistas, panistas y no se diga, los priistas, es precisamente campaña en tierra y en redes sociales, a pie y en plataformas digitales sus mañas son insuperables. Recuerden, esta es una campaña inhóspita por la pandemia de COVID-19 y porque se trata de una elección intermedia, donde el nivel de participación ciudadana cae a menos del 50% de los posibles votantes y donde los triunfos dependen de la capacidad de movilización a través de las estructuras.

Sólo basta echar una mirada a los distritos donde ni bardas pudieron apartar los candidatos de Morena; en las redes sociales algunos perfiles de candidatos prácticamente vacíos, unos recién creados y sin seguidores, mensajes sin contenido ni impacto electoral, material gráfico casero y hasta propaganda ilustrada con fotografías de hace tres o más años. ¡Todo al ahí se va!

Confiar en las encuestas y en la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador -cuyos bonos van en natural decadencia- es una apuesta riesgosa y suicida. Cada candidato de Morena va sólo en las boletas, ya sin el acompañamiento de Andrés Manuel López Obrador que, aun cuando apareciera, quién sabe si les sumaría o les restaría. Al tiempo, los resultados se verán el 6 de junio.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Ni con Dios ni con el diablo…

La definición coloquial de la palabra “pendejo” se resume a “una persona incapaz, sinvergüenza o despreciable”. Este fue el adjetivo que utilizó el ex Obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda Silva en sus pocas horas de político y aspirante a una diputación local mexiquense a través del Partido Fuerza por México. Folclórico e impositivo, con su estilo ineludible e irrenunciable, Onésimo dijo -el mediodía del pasado lunes- que quería ser diputado porque estaba harto de “tanto pendejo que gobierna”; por la noche y tras la postura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) donde se confirmó que Cepeda Silva seguía siendo clérigo sin sotana, el “pastor de las élites” reviró y anunció que no sería candidato ni diputado porque sería tanto como “una pendejada de tres años”; por lo tanto continuaría con su ministerio religioso. En menos de 24 horas Onésimo Cepeda encendió el escenario electoral estatal y nacional, donde al final del día fueron los dirigentes del partido Fuerza por México a quienes les terminaron viendo la cara de… de eso que aludió Onésimo Cepeda.

A falta de talento, la remasterizada…

En la acera de Movimiento Ciudadano la escasez también cunde y sólo dependerán de “garbanzos de a libra” como el ex perredista, Juan Zepeda, quien será su candidato a alcalde de Nezahualcóyotl. Tan raquítico está MC en el Estado de México que tuvo que remasterizar la canción de “na-na-na-na-na-na” de Yuawi, niño indígena que movió a la militancia naranja en el 2018 con su pegajoso ritmo. Si no fuera por este chavo de la etnia Wirrarikaque, Zacatecas, Movimiento Ciudadano estaría más que desaparecido en tierras mexiquenses.







Vitral Turístico
Vitral Turístico




CSI Cyberside Soluciones Integrales
El clima
 Toluca de Lerdo

 México Distrito Federal