Conmemoraciones desafiantes

Oscar
Glenn

Conmemoraciones desafiantes

03/05/2022
Facebook Twitter Google +

Ojalá

Por @OscarGlenn

La conmemoración del Dia del niño y de la niña, seguida de la conmemoración del Día del Trabajo se juntaron en un fin de semana con su inevitable secuencia anual, para dar cauce a las expresiones de esperanza con mensajes alegres de optimismo o para hacer catarsis y sentir que se persiste en la lucha por una mejoría a futuro. Ojalá que no se pierdan de vista sendos retos sobre estos temas en medio de un período de descanso.

Como era de esperarse, abundaron este 30 de abril, mensajes emotivos con los conocidos lugares comunes, asimismo se refrendaron las intenciones o se expusieron los esfuerzos realizados para abonar a esta causa. Sobre la defensa de los derechos de los trabajadores el primero de mayo el entusiasmo se dejó ver protagonizado por algunas organizaciones sindicales que repasan sus exigencias y algunos otros que aún veneran a sus líderes cual verdaderos próceres.

Pero intentemos centrar la mirada sobre los datos que dimensionan una dolorosa realidad que nadie debería permitirse guardar en el cajón hasta el año próximo y cotidianamente debería servir para revisar qué estamos haciendo al respecto y exigir a quienes tienen el poder y la representación popular más inteligencia y efectividad.

Según reporta la Red por los Derechos de la Infancia en México, con base en datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, más de la mitad de los niños y adolescentes en México vive en situación de pobreza, uno de cada cuatro menores no recibe alimentación adecuada y uno de cada 10 presenta rezago educativo, sólo por señalar algunos aspectos del problema, ante los cuales proponen también una serie de acciones que se pueden consultar a detalle en https://blog.derechosinfancia.org.mx/2022/04/29/dia-de-la-ninez-y-la-adolescencia-en-mexico-2022-datos-sobre-la-situacion-de-sus-derechos/.

Por lo que se refiere al trabajo, ojalá en ningún momento se perdiera de vista o se minimizara que solo 4% de la población ocupada, posee trabajos bien remunerados, según lo indica el 12o Reporte del Observatorio de Trabajo Digno; además 33 millones de personas que trabajan no obtienen lo suficiente para sobrevivir -sumándose que la inflación actual asfixia las economías familiares- los salarios son precarios e insuficientes para la mitad de quienes trabajan en grandes empresas y sectores altamente rentables como bancos, aseguradoras y corporativos y casi 35 millones de trabajadores no cuentan con seguridad social, según lo revela el mismo estudio reciente de la organización civil Acción Ciudadana Frente a la Pobreza (https://frentealapobreza.mx/observatorio-de-trabajo-digno/).

Autoridades y empresarios deberían ser más efectivos y ambiciosos para generar los empleos de calidad, con seguridad, estabilidad y remuneraciones justas que se requieren, colocando los derechos laborales al centro del modelo económico pues sin ello no se puede pensar en la reducción de la pobreza, tal como lo afirman los especialistas. Hoy la idea de trabajo digno tanto para jóvenes como para adultos, se ve lejana para demasiadas. Ojalá que dentro de un año que no sea pretexto la pandemia, no tengamos que lamentar la misma situación, ni sea nuevamente tema de campaña política de ensueño.

Ojalá cada uno haya hecho las anotaciones pertinentes y detone las acciones suficientes.




CSI Cyberside Soluciones Integrales