Oscar Glenn Comunicación
 Letras de Juan Gabriel

Letras de Juan Gabriel

Multa del INE a Morena cayó como "cubetazo de agua fría" al GAP. Proyecto Texcoco avanzará con pesado grillete hacia gubernatura de 2023. Higinio Martínez recluta a perdedores y desempleados como activistas.

08/09/2021 |   Toluca |   Juan Gabriel González

El "cubetazo de agua helada" que el Instituto Nacional Electoral (INE) le vació al Grupo de Acción Política (GAP) de Morena en el Estado de México hizo trastabillar al senador Higinio Martínez Miranda; al titular de la Agencia Nacional de Aduanas, Horacio Duarte Olivares; y a la Secretaria de Educación Pública del país, Delfina Gómez Álvarez… los tres inscritos en la lista de aspirantes a la gubernatura del Estado de México en el 2023. Así lo evidenció la colérica reacción mediática de este trío.


La multa de 4.5 millones de pesos que les impuso el INE por incurrir en descuentos "voluntarios e ilegales" sobre la nómina empleados del ayuntamiento de Texcoco, cuando Delfina era alcaldesa y Horacio Secretario del Ayuntamiento -recursos que posteriormente triangularon para campañas electorales-, tuvo repercusiones en la estrategia del GAP que trata de inducir desde hace tres semanas la narrativa de que forzosamente el próximo abanderado morenista debe ser oriundo de Texcoco. Alternativa, pero no ruta absoluta.


La multa del INE y el escarnio público sobre las principales figuras "gapistas" tambaleó las adelantadas ansias por la gubernatura de este sector de la Cuarta Transformación, que no necesariamente son las de todos los morenistas mexiquenses.


Desde el 3 de septiembre, día en que la autoridad electoral les puso a los texcocanos el "grillete del quebrantamiento administrativo y electoral", Higinio mostró una mayor desesperación de la que ya traía luego de dar el disparo de salida rumbo al 2023.


Sólo basta analizar la gira política que el pasado sábado realizó el senador Martínez Miranda en el municipio de Lerma, donde se reunió con la estructura que -él cree- le pertenece al GAP y a Morena.


Fue en el salón de José Castillo Ambriz, quien en el pasado proceso electoral resultó timado por el mismo Higinio con el anhelo de ser el candidato a la alcaldía lermense, al final sólo le dieron la diputación suplente de Maurilio Hernández. A este encuentro asistieron ex diputados federales y locales; actuales alcaldes, síndicos y regidores, casi todos con un común denominador: la mayoría fueron candidatos y salieron derrotados en las urnas del 6 de junio.


Por ejemplo: Margarito González, perdió la reelección legislativa en el Distrito 4 de Lerma; David Orihuela, ex diputado federal que perdió la alcaldía de Ocuilan; y Sergio Pérez, también ex diputado federal que perdió la alcaldía de Almoloya del Río. De igual forma actuales alcaldes que perdieron la reelección como Gabriela Gamboa, de Metepec o presidentes municipales que no fueron candidatos, pero también perdieron su municipio como Alfredo Baltazar de Tianguistenco. Y qué decir de América Rivera, síndico de Toluca que también se quedó sin reelección.


En fin, políticos perdedores, desempleados, sin recursos, sin empatía ciudadana y más de uno con el repudio del electorado… con esa masa Higinio y el GAP quieren hacer los tamales y fincar el ejército de activistas para competir en las elecciones de gobernador del 2023.


En política los verdaderos operadores saben que este oficio es de ida y vuelta; los morenistas y especialmente los de ahora se acostumbraron rápidamente a sólo recibir. Sólo un ingenuo apostaría por personajes dolidos y frustrados, varios de los cuales a partir del 1 de enero del 2022 quedarán sueltos y a merced de quien los arrope política y económicamente.


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN


Machetazo a caballo de espadas


El lunes pasado publicamos el fildeo de la conversación que el líder de los diputados de Morena en el Congreso local, Maurilio Hernández sostuvo con algunas de sus compañeras diputadas en un restaurante "fifi" de Toluca (así lo calificaron ellos mismos) el fin de semana pasado. Resulta que el equipo de aduladores, perdón, de asesores de una de las legisladoras mencionadas se sintió ofendido al grado de decir que los diputados tienen el derecho de asistir a este y cualquier tipo de lugares para comer o empujarse un trago.


El reclamo no se admite porque en ningún momento se cuestionó que anduvieran en tal o cual lugar, y menos que hayan degustado unos tequilas; prácticamente el comentario de esta columna se centró en lo que platicaron los diputados, así que lo que hayan comido y bebido fue parte del aderezo periodístico que se acostumbra en esta redacción, vaya, es el color y sarcasmo tomado de la realidad.

Para que lo entiendan quienes se sintieron incómodos, la crítica no fue necesariamente sobre su estancia en un restaurante de categoría, pero ahora que lo tocan, fueron precisamente los de la Cuarta Transformación los que etiquetaron con el adjetivo "fifí" a todos aquellos espacios y estilos de una cierta clase social; lo que pasa es que varios de la 4T se esponjan cuando les recuerdan que son ellos los que se asumen y presumen diferentes; efectivamente, no todos son iguales… ¡algunos son peores!







Vitral Turístico
Vitral Turístico




CSI Cyberside Soluciones Integrales