Urgen contrapesos para frenar dislates de AMLO

Javier
Martinez

Urgen contrapesos para frenar dislates de AMLO

20/02/2020
Facebook Twitter Google +

**Hace falta conciencia ante feminicidios**

**Aparece Del Mazo… pero en el último lugar de las encuestas**

Los dislates del presidente Andrés Manuel López Obrador, todavía sorprenden a muchos y espantan a otros, no es para menos, su último comentario ha causado indignación, los dichos en la voz de un hombre de gobierno son molestos. Sin embargo, en el corto plazo no hay manera de acotar su poder, la única manera es esperar la elección intermedia y buscar equilibrios legislativos, los partidos al igual que La Mayoría Silenciosa tienen suficiente tiempo para evaluar su desempeño y acudir a las urnas con objetividad.

Pero vayamos al inicio. El principio dicta que la violencia genera más violencia, regla que puede aplicar en la sociedad para evitar problemas o no hacerlos más grandes, pero que el representante de gobierno diga que la violencia genera más violencia o pida respeto para los delincuentes, es una aberración, aquí y en cualquier parte del mundo.

Los gobiernos, además de tener el uso exclusivo de la fuerza del Estado, tienen un aparato de justicia, creado para combatir los delitos, para contener a los delincuentes, y más en este país que está siendo azotado por la delincuencia, más en un país en donde las mujeres están siendo atacadas.

Vergüenza le debe dar a un gobierno justificar como en el caso de Fátima, los yerros de los padres ante su incapacidad para contener la delincuencia, la menor pagó un precio muy alto por los errores de sus padres, nada justifica que una niña sea abusada y pierda la vida por esas razones, a lo mucho debió de comer más tarde por el retraso de su mamá.

En un momento de tanta molestia social, catalogar a los delincuentes como seres humanos y ofrecerles respeto, resulta insultante, los delitos están a la orden del día y la prioridad de este país no es la violación constante de los derechos humanos, sino la violencia exacerbada contra La Mayoría Silenciosa, principalmente sus niñas y mujeres.

Por tanto, los partidos e incluso los militantes de Morena deben poner un alto a Andrés Manuel López Obrador a través del Congreso de la Unión, hacerle contrapesos y, por una vez en su vida, estar del lado de los ciudadanos que tanto necesitan a sus gobernantes en estos momentos.

Nadie en su sano juicio, podría avalar los dislates que ha usado el presidente en los últimos meses, una cosa es acabar con la corrupción y otra acabar con las instituciones, leyes y reglas que unen a una nación tan grande como lo es México. Bastante hemos sufrido en nuestra historia como para destruir lo poco que nos protege, si López Obrador no quiere enfrentar la delincuencia, por lo menos puede hacer leyes para que La Mayoría Silenciosa se defienda sola.

La Mayoría Silenciosa no ha podido encontrar un gobierno a su altura, debemos seguir buscando porque en México hay un solo modelo de gobierno, el poder ha cambiado de partido, las costumbres no. Incluso la forma de hacer las cosas es diferente, los resultados son los mismos.

Para muestras dos cosas, una, el pase de charola que AMLO le hizo a los empresarios para venderles los cachitos de la rifa del avión presidencial; dos, la vida de lujos que se da su hijo en el extranjero.

En México

Las protestas contra el feminicidio se han vuelto una constante, la pinta de edificios, quema de materiales, playeras negras y cubre bocas enmarcan la inconformidad, pero no tiene visos de motivar la solución por parte de las autoridades. La Mayoría Silenciosa se está confrontando por la manera de manifestarse, unos a favor, otros en contra, de las formas utilizadas.

Lo cierto es que nos falta consciencia, para saber en dónde está fallando la autoridad y en dónde la sociedad, porque la descomposición social que vivimos, también tiene su origen en nuestros hogares, en la educación y en la falta de valores.

En el EdoMéx

Luego de ubicarse en el último lugar de la encuesta realizada por Mitofsky, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, apareció para un hospital y verificar sus carencias; hace falta más que eso para ganar la simpatía de La Mayoría Silenciosa del Estado de México que, desde el inicio de su mandato, se ha sentido abandonada a su suerte, sobre todo en materia de seguridad, obras y desarrollo social.

Del Mazo, cuenta con un rechazo del 84 por ciento, por una aceptación del 14.5% y, de acuerdo a los últimos sondeos realizados por diversas encuestadoras, en lugar de mejorar va empeorando. Al hijo pródigo del Grupo Atlacomulco le quedó grande el estado.



CSI Cyberside Soluciones Integrales