Incongruencias

Martha
Nava

Incongruencias

11/11/2021
Facebook Twitter Google +

Congruencia, ese es uno de los elementos más importantes de la imagen pública, se debe ser congruente entre lo que se dice y lo que se hace. Queda claro que la actual administración a la que conocemos como 4T, por cuarta transformación, ha buscado, desde que inició campaña hace más de 20 años el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, trabajar en torno a diversos estandartes como el combate a la corrupción y los pobres primero. Premisas sumamente importantes ya que, desde que comenzó su administración, han existido diversas incongruencias sobre estos temas que han puesto en jaque su reputación y así la imagen del presidente.

Recordemos cuando por ejemplo, en 2018 César Yáñez, incondicional del presidente se excedió en los gastos de su boda con cerca de 600 invitados, el evento fue publicado en la portada de una revista de sociales – de esas en las que veíamos a la familia Peña Nieto constantemente- y lo peor de todo, AMLO asistió al evento; el escándalo de incongruencia fue tal para la 4T que Yáñez ha sido castigado al grado de no ser visto en público desde entonces y trabajar en silencio, aparentemente, alejado del presidente.

Y es que, si bien AMLO en su momento calificó el evento como uno “privado”, no del Gobierno y que él no podía controlar, ya que sólo asistió como invitado, la incongruencia sobre lo que representaba su imagen respecto de la “austeridad”, los estandartes que ha llevado a lo largo de su carrera y todo lo que simbolizó esta boda, hizo grandes estragos en su imagen integral al grado que hoy, con un evento similar, volvió a salir a luz, ya que este fue marcado como el precedente de las incongruencias de la 4T.

La realidad es que uno creería que la gente que rodea a AMLO habría aprendido la lección y evitarían a toda costa este tipo de “escándalos”, al menos en lo que termina la administración, pues bueno, no ha sido así. Tal como sucedió con la boda de Santiago Nieto Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y Carla Humphrey Jordan, quien fue designada como Consejera del Instituto Nacional Electoral (INE) cargo que ocupará hasta el 2029, que por su esplendor le llovieron una avalancha de críticas en redes sociales y medios de comunicación, lo que sin deberla dejó mal parado al presidente.

Lo cierto aquí es que a pesar de que AMLO se dice protector de la investidura que representa -una forma elegante de decir que no va a ponerse en situaciones que resten a su imagen y por ende a su popularidad-, estos personajes, como extensiones de la imagen del titular del ejecutivo, vaya como parte de su círculo más cercano y también del más público, deben apegarse a los valores y principios que este predique, de lo contrario el actuar de estos tendrá consecuencias a gran escala, como ya vimos.

Al final, aunque el presidente califique de escandalosa la boda realizada en Guatemala, donde supuestamente hubo mucho lujo alejado de lo que pregona la 4T, el daño está hecho, y es que a estas dos incongruencias se le pueden sumar otras que, en conjunto o por separado, tocan fibras sensibles de la sociedad como la atención para niños con cáncer o la vida que llevan los hijos del presidente llenas de viajes y lujos, por ejemplo, lo que ponen en duda aquello que simboliza AMLO. Sin embargo, algo podemos rescatar: al menos para ambos funcionarios -Yañez y Nieto- hubo consecuencias, y ciertamente la 4T ha sabido sacarle partido a esto, pues son acciones -o reacciones- que no se veían en otras administraciones.

Twitter: @Mar_Naa




CSI Cyberside Soluciones Integrales