Oscar Glenn Comunicación
 Los claro oscuros de las criptomonedas.

Los claro oscuros de las criptomonedas.

En los últimos años ha nacido un modelo de divisa alterna o moneda digital conocida como criptomoneda.

19/10/2021 |   Toluca |   Arturo Argente Villarreal

Después de la pandemia, se espera una recuperación económica que permita un nuevo flujo de efectivo en la sociedad. La compra y venta de bienes será una nueva señal de la reactivación económica que le espera a nuestro país. Esta nueva etapa le abre la puerta a una nueva opción de pago, la criptomoneda.


En los últimos años ha nacido un modelo de divisa alterna o moneda digital conocida como criptomoneda. En el 2009 empezó a operar la primera criptomoneda conocida como Bitcoin y desde entonces han aparecido otras con diferentes características como Litecoin, Etherum, BitcoinCash, Ripple y Dogecoin. El control de cada moneda funciona a través de una base de datos descentralizada en una cadena de bloques (en inglés blockchain), que sirve como una base de datos de transacciones financieras pública. Ahora el futuro permite la opción de la digitalización del dinero para reemplazarlo por el plástico de las tarjetas o, más intangible aun, por transacciones digitales.


Esta transición no va a ser fácil y menos en un país como el nuestro ya que según datos del Inegi, 50% de la población mexicana trabaja sin pagar impuestos ni recibir las prestaciones que marca la ley y 45 millones de habitantes no tienen una cuenta de banco, por lo que el efectivo sigue siendo dominando la actividad económica en nuestra nación. Pero, por otro lado, la digitalización del dinero es una muestra clara de la evolución que ha sufrido el sistema financiero a la par de los avances tecnológicos. De ahí que en la actualidad la tendencia a la digitalización del dinero vincula a más personas que tienen acceso a internet y a un smartphone. Por ejemplo, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), el número de personas que compra por internet pasó de seis millones, en 2015, a casi dieciocho millones, en 2019.


Diversos claros y oscuros rodean a las criptomonedas. Algunos mitos que se desprenden de este concepto son que las criptomonedas son ilegales y se usan para blanquear capitales. Lo cierto es que, aunque esta divisa no está regulada en muchos países, es legal su manejo y se estima que hay pocas probabilidades de que se utilicen para lavar grandes cantidades de dinero, ya que el efectivo sigue siendo el favorito de los grupos criminales y que su tecnología de blockchain, ofrece la seguridad para invertir en este tipo de monedas siendo casi imposible duplicar transacciones o producir criptomonedas falsas. Con esta tecnología será mucho más fácil rastrear su origen y averiguar si proviene de actividades lícitas o ilícitas.


El lado oscuro de las criptomonedas es su volatilidad, el Bitcoin tiene un comportamiento muy volátil y para que el dinero tenga certeza en su nivel de operación es necesario que tenga baja volatilidad. Por ejemplo, la inconsistencia anual del euro o del dólar es de 3% o 4%; la del bitcoin supera el 90%. Esta variación ha convertido a las criptomonedas en una herramienta de especulación del sistema financiero; para muestra, el Bitcoin: en 2010 su valor era de menos de un dólar y actualmente cotiza casi en sesenta y dos mil quinientos cuarenta y dos
dólares.


En un futuro se abre la posibilidad que las criptomonedas reemplacen al efectivo y las tarjetas de crédito, pero por el momento esta moneda digital sólo representa una pequeña parte del dinero que circula en el mundo.


Dr. Arturo Argente Villarreal.







Vitral Turístico
Vitral Turístico




CSI Cyberside Soluciones Integrales