EN ASCUAS: Querer debe ser poder, cuando se trata del deber.

oscar glenn

EN ASCUAS: Querer debe ser poder, cuando se trata del deber.

06/03/2017
Facebook Twitter Google +

Suena por lo menos esperanzador cuando los encargados de los programas de gobierno aseguran con la mano en el corazón que hay capacidad institucional, y por encima de todo voluntad, para apoyar significativamente a los miles de migrantes que están siendo deportados de los Estados Unidos por su estancia ilegal o por ser parte de lo que Donald Trump bautizó como “bad hombres”.


Tocó apenas el turno al titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, asegurar que la dependencia a su cargo tiene capacidad para incorporar al sistema educativo nacional a los migrantes deportados, pues a manera de muestra el año pasado llegaron 200 mil mexicanos repatriados y de ellos dos mil tenían estudios universitarios truncos, mismos que sin problema de incorporaron a las universidades del país, y así podrían incluso acomodar a unos diez mil. Ojalá.


Prevé también presentar con la Secretaria de Gobernación un programa para que algunos migrantes se incorporen a través del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos y en todos los puntos de llegada de repatriados habría módulos que se encargarían de conocer su necesidad y canalizarlos adecuadamente, pues su experiencia les muestra que es una opción funcional dado el nivel de estudios de muchos de los repatriados.


Pero no se puede tapar el sol con un dedo ni cantar victoria e ignorar que habrá una exigencia creciente en diversos rubros pues ya algunos grupos de migrantes deportados han señalado que los programas de apoyos federales están resultando insuficientes para atender sus necesidades de empleo, asesoría legal y apoyo para reunir a las familias.


El gobierno de la Ciudad de México por ejemplo, ha tomado la iniciativa de generar apoyos para los repatriados, dado que todos llegan a la capital del país y muchos no tienen la intención de moverse hacia su entidad de origen pues sería más complicada la subsistencia y obtención de ingresos remotamente cercanos a los que tenían antes de ser deportados, por ello no está de más explorar seriamente la posibilidad de sumar esfuerzos bien articulados para responder mejor, pues quizá en los estados alejados del centro estén también tomando previsiones para recibir a quienes tal vez nunca lleguen.


Quieren una red de protección integral y no esfuerzos aislados, sienten que tienen ese derecho y las instituciones el deber de apoyarlos, y seguramente así debe de ser, aunque definitivamente antes de Trump no se había considerado la urgente necesidad de hacer frente a un reto de tal dimensión.


Sin que esto sea una fortuna, hay que reconocer que paradójicamente el presidente norteamericano con sus amenazas al menos ha hecho posible que se acelere esa estructura de protección paulatinamente más eficaz, de la cual seguramente no gozaron muchos de los paisanos repatriados durante el gobierno de Barack Obama, a quien nunca se vio como una amenaza ante la cual había que protegerse. Hoy se tiene que demostrar que el deber necesariamente debe traducirse en querer y poder.



PROVOCACIONES:


PROACTIVIDAD: La iniciativa de los secretarios de gobierno y de finanzas del estado de México para comparecer ante los legisladores locales y explicar los pormenores de la observaciones que hiciera la Auditoria Superior de la Federación intentan desactivar varios obuses que sus opositores en campaña seguramente ya tienen preparados. Habrá que observar si en el poder legislativo dejan pasar esta papa caliente, se integra un buen sínodo capaz de despejar dudas o se resignan a parecer comparsa de una maniobra legitimadora, de lo cual seguramente les tildarían por anticipado los antipriistas.


MUTIS: Es lo que podría mostrar la Legislatura mexiquense una vez que la Suprema Corte de Justicia les ha exhibido al sobreseer el recurso de inconstitucionalidad que nunca debieron interponer contra la Ley para regular el uso de la fuerza pública, que ellos mismos por mayoría aprobaron. Se excedieron en la convicción o alardearon en la condescendencia con los opositores a dicha Ley para vacunarla y quedaron como ignorantes. Será mejor a esta altura ya sólo esperar lo que el máximo tribunal determine sobre las otras dos controversias interpuestas por la CNDH y la CODHEM para actuar en consecuencia.



Que sea un exitoso martes.



Gracias por sus comentarios en oglenn@gmail.com y @oscarglenn



CSI Cyberside Soluciones Integrales