Nueva Imagen para México

Martha
Nava

Nueva Imagen para México

04/07/2018
Facebook Twitter Google +

El que persevera alcanza y como lo dije pasó; Andrés Manuel López Obrador es el virtual ganador a la presidencia de nuestro país. Con una ventaja de 30 puntos sobre Ricardo Anaya, es una victoria bastante holgada que deja en claro el sentimiento social sobre la situación actual de nuestro país y que además pone en evidencia el descontento generalizado hacia los que eran los partidos políticos más fuertes: PRI, PAN, PRD (tanto al exterior como al interior de estos). Esta es una elección histórica por el presupuesto que se le destinó, la conectividad que tuvo –derivado de las redes sociales- y la participación en las urnas.

Se abre una gran oportunidad para AMLO con su partido Morena de demostrar aquello por lo que luchó durante años y que finalmente consiguió. Sin embargo, creo que esta es una mejor oportunidad para que los grandes partidos de México tomen la decisión de morir o de reagruparse, sanar y comenzar una nueva batalla con nuevos sistemas, integrantes y estrategias ¿qué significa esto? Hacer a un lado a las familias de personajes que se han adentrado en la política nacional y que, sin afán de ofender, viven del presupuesto público –sí, me refiero a los personajes de antaño y a los nuevos “juniors” que abundan en el priísmo y el panismo estatal y nacional- porque son esa élite política la que se alejó del pueblo y perdió la noción de lo que su audiencia quería escuchar –cómo es la estrategia de López Obrador- y lo que necesita el pueblo. Este es el momento de callar y analizar, plantear una estrategia para así poder determinar ¿Quién debe dirigir dichos partidos? ¿Cómo se deben dirigir? Y ¿Hacia dónde quieren ir? Recordemos que la imagen del líder de una institución permeará en sus miembros y la imagen de estos será la de la institución; por lo que es momento de dar oportunidad a personajes nuevos, renovados y capaces de tomar las riendas de partidos políticos que en su momento fueron lo que hoy es Morena para México.

También se debe tener en consideración que se asuman las consecuencias de todo aquello que se hizo y que afectará aún más la imagen de sus partidos, porque no pueden darse el lujo de buscar convencer al pueblo desde una plataforma marcada por los viejos vicios, aquí hoy la política, el político y sus instituciones tienen la única oportunidad de renacer o morir.

Por otra parte, honor a quien honor merece y es que tanto José Antonio Meade como Ricardo Anaya reconocieron rápidamente el triunfo de Andrés Manuel. El primero lo hizo con un emotivo discurso que llama a la unidad diciendo que “México es uno… tendremos grandes retos pero también grandes oportunidades” y por su parte Anaya reconoció que “La ciudadanía quería un cambio y optó mayoritariamente por la opción que él (AMLO) representa”.

Después de vivir las elecciones más costosas en la historia de nuestro país en las que se buscó posicionar la imagen de los candidatos (federales) con más de 9 mil 820 millones de pesos, ahora viene la compleja tarea de mantener y mejorar la reputación de los virtuales ganadores, porque ésta es celosa y se construye día a día, pero se destruye en uno solo.

Twitter: @Mar_Naa



CSI Cyberside Soluciones Integrales