Anaya y López Obrador las opciones de la mayoría silenciosa

Javier
Martinez

Anaya y López Obrador las opciones de la mayoría silenciosa

13/03/2018
Facebook Twitter Google +

**Horario de Verano Entre el Ahorro y el Rechazo**

**Mario Medina Hace Campaña a Grito y Sombrerazo**

**JUCOPO Debe Castigar a Alcaldes Antes de que Compitan por Otro Cargo**



La Mayoría Silenciosa tiene una de las decisiones más difíciles de las últimas décadas, cambiar su modelo de gobierno o dejar el que se encuentra actualmente. Recordemos que en el año 2000 Vicente Fox terminó con más de 70 años de priismo en México, sin embargo, su modelo de gobierno neoliberal mejoró muchos aspectos que el PRI venía arrastrando a través de su ejercicio de gobierno, pero no hubo un cambio radical.

El regreso del PRI en la persona de Enrique Peña Nieto fue una catástrofe que los mexicanos queremos olvidar; tenemos dos opciones para dejar atrás esa penosa etapa de gobierno, Anaya y Obrador, el primero representa la cooperación que ayudó a cimentar las reformas que el presidente impulsó y no convencieron a La Mayoría Silenciosa (El Pacto por México) y el segundo, el rechazo del sistema que se agotó desde hace muchos años.

De José Antonio Meade mejor ni hablar, él representa la continuidad del modelo que Peña ha impulsado y no ha dado resultados, la reforma energética, los gasolinazos, la reforma educativa, la reforma laboral, la corrupción, la falta de transparencia, la impunidad hacía los gobernadores y exgobernadores.

Sin embargo, el modelo de gobierno va a cambiar en proporción a la disposición de La Mayoría Silenciosa, muchos de los lastres que venimos arrastrando son males endémicos del país, y mientras no haya disposición para mejorar, el cambio va a ser muy gradual y hasta lento.

Andrés Manuel López Obrador tiene una imagen muy polarizada, el desgaste al que ha sido sometido desde hace 12 años y que será sometido en los próximos meses usando mentiras y redes sociales para acrecentar su rechazo ya están en funcionamiento, tratan de hacer creer a la gente que nos volverá comunistas, Venezuela o hasta Cuba. Como si los mexicanos se lo fueran a permitir.

Tampoco se reelegirá, la Constitución no lo permite, y la única manera de hacerlo es a través del Congreso, entonces cosa fácil, no le demos mayoría en la Cámara de Diputados federal. Incluso vayamos más allá, exijamos una reforma para evaluar su desempeño en sus primeros dos años de gobierno, que sea un referéndum el que decida si termina o no su periodo.

Ricardo Anaya ha sido perseguido por el sistema, aunque esto no quiere decir que sea inocente, simplemente el PRI-Gobierno (Entiéndase como gobierno a Peña) lo quiere quitar de la carrera por la presidencia para desde el segundo lugar lanzar sus bombas contra AMLO.

Anaya cayó de la gracia del presidente, a pesar de haber sido aliados a través del Pacto por México, ahora es atacado por el sistema, la guerra sucia en su contra es mal vista por La Mayoría Silenciosa, pero eso no importa, en México la justicia se aplica de manera selectiva. Para muestra, Carlos Romero Deschamps y Elba Esther Gordillo, los dos se enriquecieron a partir de su liderazgo en sindicatos, pero solo “La Maestra” está en la cárcel.

Todavía falta mucho por salir a la luz pública, La Mayoría Silenciosa tiene pocas opciones, desafortunadamente, como en décadas anteriores, tendremos que decidir por el menos malo.



EN MÉXICO

El horario de verano está a punto de iniciar, hay voces a favor y en contra, muchos quieren que se termine porque no les trae ningún beneficio otros aducen el ahorro de energía que hay para el país, sobre todo en recursos naturales, en el debate hay una propuesta más, es necesario comparar si hay más ahorro de energía en comparación con los gastos que se hacen en salud.

De acuerdo con las versiones, La Mayoría Silenciosa no hace el mismo ejercicio cuando cambia el horario, por lo tanto, se enferma más y eso repercute en un mayor gasto de sector salud, los cambios de horario propician que no haya la misma falta de concentración en el trabajo, los accidentes están a la orden del día y hay pérdida de horas-hombre que tiene costos. Ahí esta un punto de vista más que me hizo llegar un lector, para que La Mayoría Silenciosa opine.

EN TOLUCA

El actuar de Mario Medina como líder moral y precandidato del PRD en la capital mexiquense deja mucho que desear, falto de experiencia y fiel a su naturaleza, enfrenta a sus rivales con balandronadas, sin una razón clara y hasta con falta de respeto. No aprendió nada de la campaña de Juan Zepeda; no propone, trata de exhibir a grito y sombrerazo, pero sin pruebas o razón alguna.

Estas actitudes chocan con la actitud de los partidos que integran la coalición, Acción Nacional y Movimiento Ciudadano quienes tiene una actitud propositiva y moderada, Mario Medina carece de propuesta, usa temas coyunturales y no le da profundidad a los mismos. Ser oposición no es fácil, pero si se carece de talento, es más difícil. Su actuar en nada ayuda a obtener un mejor resultado en las urnas. Esperemos que no sea intencional.

EN EL CONGRESO

La LIX Legislatura del Estado de México tiene en sus manos una bomba de tiempo, ha creado leyes para mejorar los perfiles de las personas que administran y gobiernan en los municipios, pero a la vez no penaliza la omisión, esto a pesar de que la ley los faculta para castigar a quienes no cumplen con la norma.

Almoloya de Juárez, es solo uno de los más de cien casos, en donde los presidentes municipales dan trabajo a personas que no cumplen con los perfiles establecidos y la Junta de Coordinación Política debería de castigar a esos alcaldes antes de que compitan por otro cargo de elección popular o en su caso hacerlo público para que La Mayoría Silenciosa conozca de antemano por quién va a votar en las urnas.



CSI Cyberside Soluciones Integrales