Imagogenia

Martha
Nava

Imagogenia

28/09/2017
Facebook Twitter Google +

México hoy…

Hace una semana hacia mención de la imagen de México asociada con al concepto de violencia, México percibido como un lugar sangriento e inseguro. Si bien me enorgullece la idea de que ante la adversidad la imagen de México en el mundo se perciba de una manera muy diferente a su día a día, porque quedó claro que ser mexicano va más allá de la nacionalidad, que vivir en México es vivir como hermanos solidarios y empáticos, que el mexicano es organizado y capaz de salir adelante ante cualquier eventualidad; que no importa el nivel socio económico, la profesión, el género o la edad en ese momento tan terrible lo único que se vio en el prójimo fue una mano solidaria sin embargo, como mexicana quisiera ver a México unido así para todas y cada una de las problemáticas que nos aquejan.

Sobre los políticos de nuestro país y sus partidos brillaron por su ausencia, si estuvieron apoyando a sus representados en el anonimato, mi total admiración y respeto –siendo honestos lo dudo, porque es raro el político al que no le gusta el reflector- lo que si quedó claro es que pareciera que estuvieron esperando el reclamo social, este les llegó duro y tupido a través de redes sociales y de la plataforma de peticiones change.org donde se pide –más bien exige- al INE donar los casi 7 mmdp de los partidos políticos a las victimas de los sismos, la respuesta de los partidos y sus representantes fue lenta, vaga y poco viable, me pregunto por qué los políticos y sus entornos se siguen empeñando en destruir su ya de por sí endeble imagen.

Y escribiendo de políticos si así se hubiera trabajado durante toda la administración seguramente el panorama nacional sería muy diferente, y sí hablo de la reacción del presidente, Enrique Peña Nieto ante momentos de adversidad ya que se le ha visto informando con la verdad y en el momento oportuno, casi fuera del reflector y enfocado en su labor aunque como siempre parece que el mandatario no pierde oportunidad –y todo indica que de forma involuntaria- de manchar su imagen con comentarios poco atinados y que desgraciadamente –como lo he dicho en mil y un ocasiones- las redes sociales no perdonan y me refiero al “estamos a un minuto de aterrizar no a menos, yo creo como a cinco minutos” que se ha hecho viral y que al parecer es el único meme que tomó fuerza después del sismo del 19 de septiembre.

Por otra parte, la labor del gobernador, Alfredo del Mazo se vio gris carente de iniciativa y aunque tenía la certeza de todos los datos referentes al Estado y las consecuencias del sismo –contestó con claridad las preguntas de la prensa-, no se le vio en otra actitud sólo de mando y reconocimiento del terreno. Tal vez se puede entender que el nuevo gobernador le ha llovido sobre mojado, no llegaba a la puerta cuando le cimbraba la tierra, pero lo que no entiendo es que no haya tomado cartas en el asunto más allá del discurso y la presencia en sitio; habría sido mucho más emblemático verlo atiendo directamente a los afectados, ayudando a retirar escombros, con un discurso mucho más natural. Esperemos que próximamente se proyecte con esa imagen más libre y no como un elemento más de la vieja política –estudiado y acartonado-, porque quedó claro en Joquicingo que las nuevas generaciones esperan al gobernante en acción y no en un pódium dando un discurso.

Twitter: @Mar_Naa



CSI Cyberside Soluciones Integrales