Imagogenia:

Martha
Nava

Imagogenia: "Baby, we're everywhere"

15/06/2017
Facebook Twitter Google +

Salma Hayek demuestra de nuevo su amor por México, y se corona como una digna embajadora de la imagen de nuestro país ante el mundo no sólo por su papel como latina en Hollywood sino por aquellos pequeños grandes detalles que la hacen única y auténticamente mexicana.


En una entrevista que dio en el talkshow de Stephen Colbert la actriz describió un momento de orgullo latino en el festival de Cannes y dejó clara la duda de muchos medios sobre el arribo de un grupo de mariachis a la cena de la gala del cine.


Con ese acento mexicano que la caracteriza al hablar inglés y que es propio de la imagen que maneja Hayek, describe en la entrevista que les pidieron una foto familiar, ella asumió que se trataba de una foto con su esposo y que de pronto se dio cuenta de que era una foto con las personas más brillantes del mundo del cine de los cuales dice "10 por ciento era latinos y la mayoría eran mexicanos" lo cual le generó un sentido de orgullo tan fuerte que decidió hacer una locura.


Hay que recordar que el Festival de Cannes es uno de los eventos más prestigiosos del mundo del cine que se celebra en la ciudad francesa por la cual lleva el nombre y que además su alfombra roja traza el camino de celebridades que muestran alta costura y joyas legendarias. Pero no sólo eso, este festival es uno de los que tienen un alto protocolo establecido pues cuentan con un código sobre la etiqueta que se espera vistan los asistentes, más aún cuando éste era el setenta aniversario del evento.


Y a pesar de lo anterior el mariachi, el mezcal y el tequila se hicieron presentes en un evento francés para otorgarle una etiqueta mexicana. Pero lo más impresionante es cómo el storytelling de Salma Hayek se ha vuelto viral en redes sobre todo cuando el conductor del late show le cuestiona casi en tono sarcástico "Paris, claro la casa de los mejores mariachis" -después de que Salma dice que se trajo de ahí a los mariachis- a lo que ella contesta: "Baby, we're everywhere" que se traduce como "nene, estamos en todos lados".


Su frase no sólo es atinada en el sentido de que los mexicanos estamos en todo el mundo, también hace alusión a ese inevitable proceso de globalización que promueve y distribuye de manera inmediata la imagen de un país no sólo por lo que vemos en redes sociales digitales sino por la gente y la cultura que se han esparcido en el mundo de una nación.


En el mismo evento dice la actriz que "todos trataban de ser mexicanos, fingían ser mexicanos" y quién no quisiera ser mexicano, tenemos una reputación -más allá de todos aquellos elementos negativos que se han propagado en últimas fechas-; el mexicano se ha forjado una imagen peculiar ya que nos distinguimos por ser excelentes para la fiesta -vaya, hacemos pachanga hasta a la muerte-, tenemos la mejor comida -en efecto los platillos mexicanos son patrimonio de la humanidad-, y hoy por hoy tenemos excelentes artistas de talla internacional que son dignos embajadores de la imagen de México como Elisa Carrillo, Diego Luna, Alondra de la Parra, Frida Kahlo, Diego Rivera, Gael García, sólo por mencionar algunos.


Y así entre el mariachi, la banda, la comida, el tequila y el mezcal los ciudadanos del mundo en algún momento quisieron o quieren ser parte de la imagen de México.



Martha Nava Argüelles



CSI Cyberside Soluciones Integrales