Con Deschamps. el derrumbe del sindicalismo

Raul
Mandujano

Con Deschamps. el derrumbe del sindicalismo

17/10/2019
Facebook Twitter Google +

Mire usted, parece que el sindicalismo está llegando a su fin. Al menos ese que su construyó de alianzas con el poder, sí. Alguna vez alguien me dijo que uno de los fundadores del PRI y del sindicalismo nacional, Fidel Velázquez, había amasado una fortuna superior a los 500 millones de dólares, más propiedades, ranchos y automóviles. Reí ¿Cómo iba a ser cierto eso? Son leyendas urbanas me decía yo. ¿Fidel gobernó al país, perdón a la CTM y antes a la Confederación General de Trabajadores desde 1920 y hasta 1997.

Hoy, otro líder obrero, pero de petróleos mexicanos, Carlos Romero Deschamps, se ha amparado de la justicia mexicana. Se le vincula con delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, venta de plazas, huachicoleo y hasta secuestro. Además, sus hijos presumen una vida ostentosa en redes sociales, departamentos, casas de lujo, joyas, viajes, autos Ferrari y yates. Se dice que Romero Deschamps tiene una fortuna superior a los mil millones de dólares, no lo sé, pero seguramente e los próximos días estaremos hablando de su renuncia a este sindicato, su probable detención y hasta su encarcelamiento, como pasó con la “Quina” y “Elba Esther Gordillo”.

Mire, le doy otros nombres de líderes de bajo perfil, pero fortunas increíbles obtenidas de los sindicatos que representan: Víctor Fuentes del Villar, del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas, que heredó el cargo de su tío Francisco Rodríguez y desde 1956 gobiernan este gremio. Fuentes del Villar tiene propiedades valuadas en más de 16.3 millones de pesos en la Ciudad de México y el Estado de México.

Joaquín Esparza, de Luz y fuerza del Centro, de quien se dice se “embolsaba” las cuotas que los jubilados aportaban y que representaban alrededor de 200 millones de pesos anuales. Y para acabar otra “fichita”, Víctor Flores Morales, el líder de los ferrocarrileros. Quien no recuerda en 2007 sus “regalos” a diputadas federales, consistentes en aretes Cartier de diamantes y esmeraldas. Este sujeto recibe, desde hace 18 años, un millón 50 mil pesos mensuales y un bono anual por 17 millones de pesos, sólo por representar a jubilados… En fin, ojalá ese eterno sindicalismo que ha debilitado a los trabajadores y ha corrompido al sistema político se acabe. Ya basta de esto... Mi twiter @raulmandujano



CSI Cyberside Soluciones Integrales