Cantina San Isidro

Martha
Nava

Cantina San Isidro

12/06/2019
Facebook Twitter Google +

A diferencia de lo que se comentó en algunos medios y con mi familia como testigo, este año el famoso Paseo de la Agricultura –mejor conocido como Paseo de las Locas- que se lleva a cabo en Metepec en honor a San Isidro Labrador dejó mucho que desear no sólo porque tuvo un horario extendido – vamos, cerraron calles desde las 5am hasta las 12:00 pm-, sino por la cantidad de alcohol y música estridente que plagó el desfile

Lo cierto, es que año con año esta pintoresca procesión se ha ido desvirtuando. Si bien hace 30 años que llegamos a vivir a la zona centro del municipio era un evento familiar en el que, en efecto, empezaban las danzas alrededor de las 12 del día y uno podía tener acceso a su casa por muy tarde a las 9 de la noche, el alcohol no era el principal promotor del festejo en honor a San Isidro Labrador. Lo triste es que el consumo de bebidas etílicas, el creciente número de comerciantes a lo largo del desfile y la falta de civilidad del los asistentes –no necesariamente los participantes- ha logrado que este tradicional evento sea un pretexto perfecto para emborracharse en las calles y dejar basura –incluidas botellas de alcohol- sin ningún tipo de consciencia ambiental.

Hace un año el Ayuntamiento hizo su tarea y se aprobó por cabildo la suspensión de la venta y distribución de bebidas alcohólicas un día antes, a fin de que se respetara la festividad religiosa y no se cayera en los excesos; todo parece indicar que este año quisieron hacer lo mismo pero no funcionó. A las 21:00 horas mi papá iba caminando por las calles de Metepec, aún con el festejo a San Isidro en completo auge, y en su trayecto no sólo encontró botellas de alcohol vacías sino a dos señoras en completo estado de ebriedad tambaleándose por las avenidas aún cerradas, esto sólo como un ejemplo de muchos.

Cerca de las 10 de la noche, se podía ver a la cuadrilla de limpieza esperando, recargados en una barda, a que el desfile terminara para levantar toda la basura y suciedad que los asistentes no tuvieron la delicadeza de recoger. La policía por su parte, en absoluta alerta, pero al mismo tiempo cansados pues llevaban desde las 5am en servicio, al parecer tenían la función de evitar el transito y controlar borrachos caminando a media calle.

Absolutamente lamentable es ver las calles de un Pueblo Mágico como el que ha sido mi hogar por más de 30 años llenas de basura, botellas de vodka, tequila o ron, borrachos tirados y música hasta las 12 de la noche; porque ciertamente el desfile es un evento de fiesta donde el objetivo no es emborracharse sino celebrar al Santo Patrono de la Agricultura para que haya una buena cosecha este año, ofreciendo un “sacrificio” como es el que los hombres se vistan de mujer o enaltecer en una “carroza” al Patrono que les ha dado buenas cosechas cada año.

Twitter: @Mar_Naa



CSI Cyberside Soluciones Integrales