Ahí va la transformación

Oscar
Glenn

Ahí va la transformación

11/06/2019
Facebook Twitter Google +

Enterarnos para empezar la semana que la Secretaría de Hacienda decidió quitar el estímulo que otorgaba a la gasolina Premium, que es la que teóricamente menos contamina, es difícil de entender. Justo cuando estamos batallando en la megalópolis y otras grandes metrópolis del país, para mejorar la calidad del aire y reducir emisiones contaminantes, tal parece que se incentiva a usar el combustible más sucio, pero ahí no acaba el asunto.

Según lo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la gasolina Premium ya no contará con apoyo, los conductores pagarán el IEPS a las gasolinas completo, que es de 4.06 pesos por litro. La gasolina Magna tendrá un menor estímulo de 22.85 por ciento, el consumidor pagará por el concepto de IEPS a los combustibles 3.71 pesos por litro. Para el diésel, también se redujo el estímulo fiscal de 19.45 por ciento, así, los conductores pagarán 4.25. ¿Alguien sabe qué pasó con la promesa del hoy Presidente si esto parece hecho por EPN?

Adicionalmente ha trascendido que los diputados de MORENA van a tratar de federalizar el cobro de la Tenencia Vehicular, es decir que el gobierno federal directamente pretende cobrar y aplicar la misma tarifa en todos los estados del país, sólo con algunos estímulos para los automóviles que menos contaminen y así recaudar cerca de 130 mil millones que luego promete distribuir entre los estados y municipios para que lo inviertan en obras de infraestructura pública.

También prevén aumentar el IEPS a comida chatarra, tabaco, refrescos y bebidas alcohólicas, para después invertir parte de lo recaudado en la prevención de enfermedades.

Parece que esta película ya la vimos, pero simplemente la realidad se está imponiendo, las cuentas y las críticas hechas en campaña no alcanzan para materializar las promesas; los ahorros y el combate a la corrupción, que eran parte de la receta mágica propagada para financiar los programas y apoyos -que simplemente han sido rebautizados y no necesariamente innovadores- no bastan. Lo irónico es que el gobierno de la Cuarta Transformación no ha encontrado otras fórmulas para aumentar sus ingresos, que las mismas que tanto criticaron y ahora están centralizando.

Así, ante lo que parece inevitable como contribuyentes, habrá que seguir exigiendo mucha mayor eficacia en las acciones de gobierno y no nada más cambios de prioridades para lo que atraiga más clientelas, ni salir con la cantaleta de que “tienen otros datos”, si no tienen la delicadeza de planear bien cada acción e inversión que deban realizar. Si alguien se siente contento con que sean otros los que tomen decisiones, eso en poco tiempo no servirá de mucho, mientras esas decisiones no sean acertadas y con visión.

Quedan cerca de dos mil días de este gobierno, para bien o para mal, ojalá que sea lo primero.



CSI Cyberside Soluciones Integrales