Recuperar la confianza de la sociedad, tarea urgente

Ricardo
Joya

Recuperar la confianza de la sociedad, tarea urgente

21/05/2019
Facebook Twitter Google +

Comunicar de manera clara y oportuna; dar cuenta de su razón de ser y de las acciones que emprenden en temas que interesan a todos, y brindar más y mejores condiciones de información, son retos que enfrentan los gobiernos actualmente.

Así lo planteó Efrén Rojas Dávila, nuevo presidente del Instituto de Administración Pública del Estado de México (IAPEM), durante la asamblea en la que se eligió al Consejo Directivo 2019-2025. Afirmó que “a esta nueva generación de gobiernos, le corresponde recuperar la confianza de la sociedad y afianzar su propia evolución”.

Al sustituir a Mauricio Valdés Rodríguez, el también ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx) enfatizó que ante una sociedad más conocedora, los gobiernos deben decir “qué se hace, cómo se hace y qué es lo que se espera como resultado”.

Rojas Dávila expresó que esta entidad tiene una gran riqueza territorial y humana; registra un crecimiento demográfico con un desarrollo económico desigual; tiene un tejido social de grandes contrastes y una dinámica metropolitana en extremo compleja, lo que representa nuevas exigencias para todos los órdenes de gobierno.

Explicó que el IAPEM “buscará proponer” acciones para fortalecer las políticas públicas, desarrollar nuevas competencias (en el sector gubernamental) y reafirmar los valores de los servidores públicos, además de difundir el valor agregado de la propuesta de académicos y expertos.

Se trata, dijo, de “apoyar a los órdenes de gobierno para recuperar la credibilidad en su actuar y eficacia, así como dignificar el valor del servicio público”.

Hace 78 años, un destacado abogado y sociólogo mexicano, Lucio Mendieta y Núñez (1895-1988), impulsó la generación de conocimiento científico útil, para orientar la acción del gobierno en la solución de los problemas nacionales, así como para combatir el “empirismo político” de la época.

En su Ensayo Sociológico sobre la Burocracia Mexicana (1941), propuso crear un Instituto de Administración Pública desligado de las rutinas de oficina, con “ciertas facultades de supervisión moral” sobre el funcionamiento del gobierno. Se concretó en 1955 y ahora es el Instituto Nacional de Administración Pública.

Desde la perspectiva de Mendieta y Núñez, era urgente que gobernantes y científicos se vincularan, para tomar decisiones acertadas y eliminar la improvisación.

Esperemos que al maestro Efrén Rojas Dávila, sí le den las condiciones para concretar esa anhelada vinculación y mejore la administración pública mexiquense.

PERCEPCIÓN

Enhorabuena por el diálogo entre las autoridades de la UAEMéx y los diputados locales de Morena. Deseamos que se fortalezca la máxima casa de estudios… con pleno respeto a su autonomía.



CSI Cyberside Soluciones Integrales