Medioambiente

Martha
Nava

Medioambiente

15/05/2019
Facebook Twitter Google +

El sentido común es el más deficiente de los sentidos, pareciera que todos en algún momento carecemos de él y que muchos no lo tienen en absoluto. Hoy puedo decir que en materia medioambiental carecemos de este sentido.

Seamos verdaderamente honestos ¿Quién de nosotros se libra de afectar de alguna u otra forma el medioambiente? Estoy segura que nadie pues todos usamos el coche o el transporte público, bolsas para tirar la basura que pocos o nadie separa, se tiran colillas en la calle o basura por la ventana del auto, se cortan árboles y se lava el coche con la manguera y bueno, qué podemos decir de las zonas industriales. El problema del cambio climático es uno en el que todos somos culpables.

Si bien la pirotécnica no aporta a mejorar la calidad el aire en el Valle de Toluca el problema que estamos viviendo hoy, es uno que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo. Hace un año en este mismo espacio comenté la falta de civismo que tienen –o tenían- los pobladores de Metepec que al terminar el desfile de “Las Locas” en honor a San Isidro Labrador -o también en el tradicional mercado de los lunes- dejaban las calles repletas de basura ¿por qué? Porque es responsabilidad del gobierno recoger su basura ¡Mentira! Mi basura es mi responsabilidad y lo que hago con ella forma parte de mi imagen –y qué decir de mi educación-, Japón así lo ve Suiza también ahí cada ciudadano es responsable de sus desechos.

Ahora, recuerdan como al inicio del 2019 cuando se vino el “desabasto” de gasolina la calidad del aire mejoró porque los ciudadanos usábamos de forma mucho más consciente el auto y porque el transporte público que circulaba en las calles era mucho menos. Bueno, el presidente municipal de Toluca, Juan Rodolfo Sánchez en cierto sentido indicó que el problema de la calidad del aire se debía al transporte púbico –no exclusivamente, pero si en gran medida- y vamos, tiene razón –en cierto sentido- pues he visto pasar por la calle muchos camiones con dos o tres pasajeros uno atrás del otro ¿qué significa esto? hay mucha oferta, poco orden y por lo mismo no se cumple con la demanda.

También Gaby Gamboa se pronunció al respecto en sus redes sociales e hizo un tibio llamado a que se disminuyan las acciones contaminantes del aire –sí, ahí menciona a San Isidro Labrador y a evitar la quema de cohetes-, la realidad es que parece que nadie la leyó porque a pesar de ser una tradición de siglos traída por los españoles para venerar a un santo católico esta afecta más el ya de por sí endeble aire que respiramos. Y sí, desde anoche la quema de pirotécnica en honor a San Isidro no se ha dejado de escuchar.

Como se puede notar en ninguno de estos dos casos -que no son exclusivos ya que por ejemplo en Calimaya también estuvieron quemando cohetes desde las 12 de la noche o no nos olvidemos de la calidad del aire en Lerma que se huele al llegar de la Ciudad de México- se han tomado cartas extremas: no hay sanciones, multas, cárcel; sí medidas extremas a favor del medio ambiente, porque la triste postal que dibuja nuestro cielo “café” –sí leyó bien café, ya no es blanco o gris- demanda la toma de acciones contundentes en favor del medio ambiente.

Twitter: @Mar_Naa



CSI Cyberside Soluciones Integrales