Oscar Glenn Comunicación
Facebook Twitter Google +
Cuidado del adulto mayor. evaluación y apoyo nutricional para mejorar la calidad de vida.

Cuidado del adulto mayor. evaluación y apoyo nutricional para mejorar la calidad de vida.

“Comer es una conducta elemental, indispensable para la vida”
21/07/2016 |   Toluca

Los adultos mayores es una población de gran preocupación por el descuido que tienen por parte de sus cuidadores al perder su autonomía en diferentes actividades de la vida cotidiana, además aquellos quienes están enfermos, de bajo nivel socioeconómico, que viven solos, tienen acceso limitado a la atención médica o dependen económicamente de otros para alimentarse son aquellos que sufren principalmente de un desequilibrio importante en su salud.

Es de mayor importancia que el adulto mayor cuente con una atención médica completa para evitar complicaciones de enfermedades o por la edad, en donde se cuente con una evaluación interdisciplinaria.
En este momento nos enfocaremos en evaluación nutricional del adulto mayor, la pérdida de peso no intencional o involuntario y la desnutrición en esta etapa de la vida, contribuye a un declive progresivo de la salud, lo que afecta aún más el estado funcional y cognitivo de la vida.

Algunas de las condiciones asociadas con desnutrición en adultos mayores son: caídas, ulceras de presión, infecciones recurrentes, hospitalización, déficit cognitivo y anemia.

La disminución de la actividad física relacionada con la edad, desencadena una disminución en la masa muscular y el agua total. El bajo apetito en la población mayor es un parámetro importante para un tratamiento nutricional individualizado, donde se analicen las causas de la anorexia para su corrección.
Las metas de la intervención con terapia nutricional para el adulto mayor son mantener o mejorar el estado de nutrición, determinar modificaciones nutricionales, cambiar la consistencia de los alimentos de acuerdo a las necesidades del adulto mayor.

Algunos de los mitos y realidades entorno a la alimentación del adulto mayor son:
• La persona de edad adulta debe de comer menos. Falso. La ingesta disminuye en forma paralela a los requerimientos, por lo que se debe prestar atención.
• El adulto mayor es incapaz de cambiar sus hábitos. En realidad, lo más importante es darle motivación y seguridad, la cual se lograra a través de la educación y la relación interdisciplinaria.
• Los adultos mayores siempre tienen mala digestión. Es falso, ya que la dificultad para deglutir o digerir va de la mano con algún otro padecimiento que se debe atender e identificar su origen.
• Hay dietas especiales para adultos mayores. Hacerla generalizada es falso, ya que depende de las características individualizadas de cada persona para realizar una alimentación completa.
• Los adultos mayores deben tomar menos líquidos para controlar la incontinencia. Falso. La sensación de sed es mucho menos, por lo cual se debe estar en constante vigilancia para que no se de una deshidratación.

Recomendaciones generales de acuerdo a la alimentación son:
• Acudir a atención medica continua para que se hagan exámenes bioquímicos y conocer los niveles de vitaminas y minerales en el paciente y recetar algún complemento si es necesario.
• La sensación de sed disminuye con la edad, por lo que es propenso a deshidratarse. Por tal motivo hay que mantener una hidratación diaria adecuada a la actividad física y necesidades metabólicas.
• Comer varias veces al día, realizar de 3-5 comidas al día para asegurar el aporte de los nutrimentos que el cuerpo necesita.
• Aumentar el consumo de frutas y verduras, las cuales aportan vitaminas, nutrimentos inorgánicos (minerales) y fibra. Para evitar el estreñimiento que es frecuente en la edad.
• Comer acompañado, en un lugar cómodo y agradable, donde el ambiente propicie a que el adulto mayor tenga apetito y quiera comer.
• Estar activo para establecer mejor sus tiempos de comida y tener más apetito.

Es importante como ya se mencionó anteriormente que se dé una evaluación médica y nutriológica adecuada para que sus requerimientos sean individualizados de acuerdo a la actividad física, nivel socioeconómico y condiciones de vida.

Dialogar con los familiares que atienden al adulto mayor para que conozcan todos los beneficios de tener una vida saludable en su edad, lo cual se verá reflejado en una calidad de vida adecuada y aumentar la esperanza de vida.

Daniela Hernández Urrutia. Licenciada en Nutrición
https://www.facebook.com/NutricionVidaDanielaH/
danyhdezu@gmail.com







Vitral Turístico
Vitral Turístico




CSI Cyberside Soluciones Integrales
El clima
 Toluca de Lerdo

 México Distrito Federal